Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como branding

Las marcas, su presencia digital y la experiencia del cliente

Como sostienen algunos expertos “la web no es el lugar que solía ser”.

El sitio web de una marca no constituye completamente la presencia web y mucho menos su presencia digital.  La  página de inicio de un sitio es cada vez más irrelevante.

En este cambiante mundo de la experiencia digital, cada página, cada punto de contacto con el cliente debe ser tratado como una página de inicio potencial; una página de inicio individualizada, centrada en la tarea, acción o necesidad  que ese cliente quiere llevar a cabo.

A menos que quiera quedarse atrás es necesario empezar la diversificación del contenido en forma granular, a partir de una amplia gama de fuentes y pensando en una amplia gama de objetivos de los clientes.

La página principal ya no es el santo grial digital de la presencia web, por lo que se debe repensar los principios, procesos, objetivos y tecnologías utilizadas para la gestión de los contenidos digitales.

Aprovechar e innovar con nuevas tecnologías para guiar el comportamien…

Branding Personal - Introducción

Esta es un breve introducción al concepto de Branding personal.


Cada cosa que hacemos en la red así como cada contenido que publicamos, ya sea una foto, un video, un twitt, un post o un simple comentario en un blog; contribuye a construir, configurar y reforzar nuestro branding personal o el de nuestra empresa según sea el caso. En Internet no sólo las empresas sino todos y cada uno de nosotros somos nuestra propia marca, pero ahora nos estamos dedicando a la presencia web de un individuo, por eso hablaremos de branding personal y no de estrategias para empresas.

Es importante que los usuarios piensen o reflexionen antes de lanzarse o cuando van a realizar una acción en la red y sobre todo en las redes sociales, que quieren transmitir en el medio online: sus valores, su estilo, su imagen, etc. y si lo que están subiendo se condice con esto.

El actuar sin pensar es posiblemente el primer y más grave error, confundir a nuestra audiencia, generar dudas fundadas sobre nuestra credibilidad…